Consejos

Consejos para que tu auto siempre se encuentre en óptimas condiciones.

  • 1. Revisión del aceite: Se recomienda revisar de manera regular los niveles de aceite, ya que la falta del mismo puede ocasionar fricción entre metales y ocasionar un daño severo en el motor. Se aconseja efectuar el cambio según lo estipulado por el fabricante o cada 10.000, 15.000 o 20.000 kilómetros, dependiendo de diferentes factores como el tipo de aceite utilizado (mineral, semisintético y sintético) o el uso del vehículo. 
  • 2. Revisión de neumáticos: El neumático es el único componente del vehículo que está en contacto directo con el pavimento, de ahí su importancia en lo referido al confort y a la seguridad durante la conducción. Además, es el encargado de soportar todo el peso del vehículo y contribuye a un mejor comportamiento de los sistemas de frenado, amortiguación, dirección y transmisión. Mantener la presión de aire adecuada al momento de conducir es clave, ya que un neumático desinflado puede provocar pérdida de control del vehículo y ocasionar accidentes. La presión de aire varía según el tipo de neumático, las llantas y la carga del automóvil. Se recomienda utilizar la presión indicada en el manual del fabricante. 
  • 3. Alineación y balanceo: Estas mantenciones en el vehículo son de vital importancia. La alineación es indispensable para que haya una dirección precisa del volante y un desgaste parejo de la banda de rodamiento de cada neumático. Se recomienda hacer alineación cada diez mil kilómetros.  El balanceo evita la producción de vibraciones en el volante cuando se conduce a altas velocidades. Se aconseja balancear el neumático cada vez que este sufre un pinchazo o golpe.
  • Rotación de neumáticos: La rotación consiste en el cambio de posición de cada uno de los neumáticos del automóvil. Este proceso permite un desgaste homogéneo y mayor vida útil de estos elementos.
  • 4. Revisión de frenos: Si tu auto tarda más de lo normal en frenar, el pedal se siente duro o se producen ruidos o vibraciones al momento de detener el vehículo, es necesario realizar una inspección al sistema de frenos, ya que diversos componentes como las pastillas, balatas, discos o tambores pueden presentar desgaste. Se recomienda efectuar una revisión según lo establecido por el fabricante o cada 5.000 o 10.000 kilómetros, lo que puede variar dependiendo de la severidad de uso del automóvil.
  • 5. Batería: La batería es una de las partes fundamentales en el funcionamiento del sistema eléctrico y arranque del vehículo. Verifica la carga de la batería, su antigüedad y el estado de los bornes. La vida estimada de una batería va según su uso; es decir, para un auto particular podría durar un poco más de 2 años. Sin embargo, si el vehículo es de servicio o de trabajo, como por ejemplo taxis, el tiempo estimado de durabilidad es de 1 año a año y medio. 
  • 6. Lavado: Para que tu vehículo se vea siempre perfecto y como nuevo, es aconsejable lavarlo al menos cada dos semanas, de esta manera el brillo de la pintura durará más tiempo. Uno de los métodos que recomendamos es el lavado a presión. Con esto se ahorra tiempo, la suciedad se remueve con mayor facilidad y se alcanzan rincones difíciles, en donde se acumula mayor cantidad de polvo. También lave el interior del vehículo periódicamente para conservar en buen estado el tapiz. Esta recomendación funciona muy bien si se tiene pensado vender el automóvil y obtener un buen precio, pues el buen mantenimiento del interior es una de las cosas que a primera vista revisa un posible comprador.
  • 7. Luces: Es necesario revisar las luces y comprobar que todas funcionen y enciendan correctamente, ya que si se encuentran quemadas o desalineadas pueden provocar accidentes. 
  • 8. Fluidos: Revisar los fluidos también es primordial para el correcto funcionamiento del vehículo. Verificar los niveles como el de aceite, refrigerante, líquido de frenos, dirección y limpia parabrisas cada vez que se inicia un trayecto largo en el automóvil, evitarán posibles fallas e incluso accidentes. Si el vehículo presenta fugas visibles en el motor, es recomendable inspeccionar con un especialista.
  • 9. Plumillas: Es aconsejable cambiar las plumillas del limpiaparabrisas por lo menos una vez al año y así evitar una visión borrosa en épocas de lluvia o posibles daños en el parabrisas.
  • 10. Elementos de seguridad: Revisa que la carga del extintor de incendios este completa y el mantenimiento del mismo se encuentre vigente, los triángulos reflectantes deben ser lo suficientemente estables para que no se vuelen con el viento que provocan otros vehículos al circular, es de mucha importancia poseer el chaleco reflectante y el kit de primeros auxilios. Mantener estos elementos vigentes y en óptimas condiciones te evitarán multas y posibles accidentes en casos de emergencia.
  • 11. Kit de herramientas: Ya sea para cambiar una rueda o resolver problemas mecánicos menores, el kit de herramientas que todo conductor debe llevar obligatoriamente en su automóvil se compone de; Gata hidráulica o de tijera, llave de rueda incluida por el fabricante o en su defecto de cruz.
  • 12. Documentación: La Ley de Tránsito es clara en este sentido. Todo conductor deberá llevar, obligatoriamente, los siguientes documentos (al día) en el vehículo: Licencia de conducir vigente y habilitante para el tipo de vehículo, padrón vehicular, permiso de circulación, certificado de seguro obligatorio de accidentes personales (SOAP), certificado de la revisión técnica y gases u homologación en caso de que tengas un vehículo nuevo o de hasta 2 años de antigüedad.

Siguiendo estos consejos podrás salir tranquilo a conducir tu vehículo sin ningún inconveniente. Mantener tu automóvil en buenas condiciones te ayudará a transitar con mayor seguridad. 

Ven a Auto Magno para un chequeo general de tu vehículo gratis, asegúrate antes de realizar la revisión técnica o salir de viaje.